Una de las características que define y caracteriza al sector de la restauración-englobando aquí todas las áreas del sector: turismo, bares, restaurantes, hoteles,…- es la importancia que tienen los clientes pues son el centro de su negocio y la fidelidad de los mismos es sin duda uno de los objetivos presentes en su día a día.

¿Qué debe tener un ERP para restauración?

Así para la mejora de la experiencia al cliente una de las soluciones es un ERP, específico para este sector, que permita tener toda la información agrupada para que, por ejemplo, los camareros puedan dedicar más tiempo al servicio al cliente que a gestionar otras tareas a la vez que pueden tener conocimiento sobre los tiempos de espera de clientes.

Otra de las necesidades que deberá cubrir este software de gestión integrada es la mejora de la gestión de los recursos para conocer, por ejemplo, cuál es el origen de sus beneficios o cuáles son sus líneas de negocio más rentables o productos más vendidos.

En definitiva un ERP para un establecimiento de restauración y hostelería, desde bares hasta fast-food o self-service, permite optimizar todos los procesos tanto la gestión de almacén, contacto con proveedores, gestión de la trazabilidad,..,como lo relacionado con las comandas, facturación, gestión de reservas….

En resumen, cumpliendo estos requerimientos conseguiremos una única plataforma que se adapte a los requisitos de esta industria y permita gestionar las distintas áreas de negocio con el objetivo final de dar al valor al servicio que se presta al cliente.